Calentamiento por microondas: ¿una tragedia biológica?

Publié le par Alejandro Gomez Guerrero

Sobre el horno microondas y las cristalizaciones sensibles
Imágenes que ilustran el desastre energético padecido por una muestra de zanahoria cocinada al microondas (2)

a262118.jpg
 
Cocción de zanahoria 1 gas 2 microondas placa de cristalización sensible al Cl2Cu

1.en fuego a gas  

La cristalización sensible al cloruro de cobre con muestra de zanahoria cocinada a fuego de gas: La cristalización tiene la forma normal para una raíz (zanahoria). Muestra un cento germinativo muy potente, una textura intermedia muy desarrollada, y una banda periférica conformada en parte. La estructura general revela efectivamente la identidad electromagnética de la zanahoria preservada integramente tras su cocción al fuego de gas.

2. microondas

Por el contrario esta imagen carece de radios centrífugos de depósito de cristales de cloruro de cobre. No hay centro organizado, ni zona intermedia, ni zona periférica radial. Esta ausencia de estructura muestra que la zanahoria ha perdido su identidad como vegetal y que las fuerzas formativas vitales han sido caotizadas por la acción del horno microondas.

Citas del geobiólogo Mariano Bueno

"Las pruebas realizadas con el método de cristalización sensible
demuestran que la mayor calidad de cocción se consigue con el fuego de leña,
seguido del gas, la electricidad y las microondas (por este orden), con
niveles de desvitalización progresiva claramente apreciables. Es la intensa
desestructuración molecular (y no las sospechas de que producen cáncer) lo
que hace preferible un menor uso de los microondas".

"El mismo sistema que permite una cocción rápida y limpia, también
conlleva ciertas alteraciones moleculares de los alimentos,
desvitalizándolos más que los otros sistemas de cocción más convencionales.
Conviene reservarlos para un uso esporádico y restringido, nunca como
sistema principal de cocción o calentamiento de agua o leche"
 
En la prestigiosa revista médica británica "The Lancet" de marzo de 1990, se documenta el trabajo de un equipo austríaco mostrando como el hecho de calentar la leche en horno microondas modifica la fórmula de sus aminoácidos, denominados prolina e hidroxiprolina. Ciertos aminoácidos de este modo se volverían tóxicos para el sistema nervioso, sobre todo al ser ingeridos regularmente (tras calentamiento al microondas). Su consumo también tendría efectos negativos sobre riñones e hígado.

a262140.jpg
leche calentada al fuego de gas:estructura electromagnética preservada
a262141.jpg
 leche calentada al horno microondas: pérdida de la estructura electromagnética

El calentamiento de proteina animal (carne, pescado) al horno microondas invierte la orientación de la estructura proteica de los aminoácidos como la alanina de levógiros (orientación izquierda asimilable biológicamente), en dextrógiros inasimilables y tóxicos.

Documentación asociada:

Conferencia de M. Aussenac analista laboratorio cristalizaciones sensibles (francés):
http://www.biodyvin.com/conferences/cristallisation_sensible.pdf

razones para consumir alimentos biológicos: comparativa  desde la analítica de la cristalización sensible (francés)
http://raffa.over-blog.com/article-1814251-6.html

Commenter cet article